Digital Clock + Date

domingo, 29 de enero de 2017

GUIÑO LOVECRAFTIANO EN "PSICOSIS"






Es muy conocida la relación epistolar que mantuvieron a lo largo de unos cinco años, entre 1933 y 1937, Lovecraft y un joven Robert Bloch, quien a lo largo de su extensa vida no dejó de recordar el legado del que fue su mentor y amigo. En algunas ocasiones hizo pequeños homenajes a Lovecraft en muchas de sus obras de terror o ciencia ficción. Un curioso ejemplo lo podemos encontrar en la novela que le hizo famoso y que luego sería llevada al cine: Psicosis, publicada en 1959 por la editorial Symon & Schuster de Nueva York. Como todos sabréis, en 1960 el célebre director de cine británico Alfred Hitchcock (1899-1980) adaptó al cine la novela con el mismo título y con un gran éxito, en una película considerada hoy como una de las mejores de la historia del cine, e interpretada por Anthony Perkins, Vera Miles, John Gavin, Martin Balsam y Janet Leigh. La novela de Bloch, inspirada en parte en los crímenes del asesino Ed Gein (1906-1984), narra la historia de Mary Craine, quien exhausta, perdida, y al límite de sus fuerzas, ansiosa por darse una ducha caliente y encontrar un lugar donde pasar la noche, se encuentra de repente con el Motel Bates, un humilde hotel de carretera. Las habitaciones son viejas y húmedas, pero están limpias, y el encargado, Norman Bates, parece un tipo bastante agradable, aunque un poco raro. Mary no tardará en descubrir el terrible secreto que guarda el propietario. En un pasaje del libro, Lila Crane, la hermana de Mary, que acaba de desaparecer, siguiendo sus pasos llega hasta el motel Bates e inspecciona la casa aprovechando que su dueño está fuera. En su biblioteca encuentra un libro real que forma parte del canon de los Mitos de Cthulhu y que es un guiño de Bloch a su maestro, Lovecraft, quien fue el que le habló por primera vez de la obra: el ensayo Witch Cult in Western Europe o La brujería en Europa occidental (1921), de la antropóloga inglesa Margaret Murray (1863-1963), una obra que sostenía la tesis de que el culto brujeril había sobrevivido con el paso de los siglos en ciertas partes de Europa, una idea que entusiasmaba a Lovecraft y que se relacionaba con el tema general de sus relatos de los Mitos de Cthulhu.


Aquí podéis leer el pasaje en cuestión:
    Se volvió hacia las estanterías.
    Desconcertada y perpleja, examinó el incongruente contenido de la biblioteca de Norman Bates. Nuevo modelo del universo, La extensión de la conciencia, La brujería en Europa occidental, Dimensión y ser… No eran los libros propios de un muchacho, y también parecían desplazados en el hogar del propietario de un parador rural. Pasó una rápida mirada, por los estantes: sicología anormal, ocultismo, teosofía, traducciones de La Bas, Justine; y, en la estantería inferior, un absurdo surtido de volúmenes sin título, mal encuadernados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario