lunes, 25 de marzo de 2019

"TERROR AUSTRALIS"




Edición de 1987 de "Terror Australis".

En 1987, dos escritores y diseñadores de juegos de rol australianos, Penelope Love y Mark Morrison, con la colaboración de otros dos diseñadores estadounidenses, Lynn Willis y Larry DiTillio, realizaron un módulo y un libro de instrucciones para el mítico juego de Chaosium La llamada de Cthulhu (1981), que llevaba por título Terror Australis y que tenía la particularidad de que estaba ambientado en Australia (un país que, recordemos, es también el escenario de un relato de Lovecraft, En la noche de los tiempos (1935). Este módulo de 36 páginas ha sido reeditado recientemente, a principios de 2019, por la misma editorial que lo publicó en 1987, Chaosium, en un libro de 306 páginas con nuevos escenarios, personajes y reglas. Lo curioso del módulo original es que también en fechas recientes, unos investigadores de la National Library of Australia o Biblioteca Nacional de Australia (aquí su página web oficial), un organismo cuyos orígenes se remontan a 1901, se han puesto en contacto con la editorial Chaosium para solicitar la donación de varios ejemplares de la primera edición de Terror Australis, como podéis leer en este enlace, con el propósito de conservar un material relacionado con el país oceánico en un proyecto a gran escala que pretende recopilar toda clase de libros, documentos, revistas y textos sobre la historia, la cultura o la sociedad australianas.


domingo, 24 de marzo de 2019

EL SÍNDROME DE INNSMOUTH




En 2011, mediante la plataforma Amazon Digital Services LLC, el escritor estadounidense Philip Hemplow sacó a la venta una novela corta titulada The Innsmouth Syndrome (El síndrome de Innsmouth, en castellano). Se trata de una obra de 84 páginas inspirada en el universo de Lovecraft, que nos cuenta la historia de la epidemióloga veterana Carla Edwards, quien ha sido enviada por el C.D.C. (Centro de Control de Enfermedades) para investigar un grupo de mutaciones inexplicables entre los jóvenes de Innsmouth, una ciudad enfermiza e indigente en la costa de Massachusetts. Inicialmente escéptica, descubre rápidamente que el verdadero misterio es más antiguo y más horrible que cualquier cosa para la cual sus conocimientos y sus estudios la hayan preparado. A medida que aumenta el peligro, una doble hélice de la historia y el folclore urbano la atrae inexorablemente a la puerta de un siniestro culto evangélico, y más allá de los límites de su ciencia y sus creencias.
Podéis encontrar el libro a la venta en formato electrónico en Amazon.

sábado, 23 de marzo de 2019

"ARKHAM IN FLAMES"








Los pasados días 9 y 10 de marzo se celebró en Londres una jornada dedicada a los juegos de rol llamada Arkham in Flames (Arkham en llamas), que debe su nombre a que las actividades se centran en el famoso juego de mesa estadounidense Arkham Horror (1987), del que escribí en esta entrada. Organizadas por los responsables del podcast "Drawn to the Flame" (aquí su blog oficial), Peter Hopkins y Frank Brinkley, estas jornadas tuvieron lugar en una gran tienda y sala de juegos de rol llamada Dark Sphere, situada en el número 186 de Hercules Road, de la capital británica, y estuvieron dirigidas a personas de cualquier edad y condición con el único fin de participar en numerosas partidas de cartas del mítico juego de Chaosium, inspirado en el universo lovecraftiano, además de contar con comida y bebidas para los asistentes y espacios para adentrarse en este apasionante juego. 


viernes, 22 de marzo de 2019

KRAKEN




El escritor China Miéville.


En 2010 la editorial británica MacMillan Publishers sacó a la venta una novela de fantasía titulada Kraken, publicada en castellano por La Factoría de Ideas en 2013 con la traducción de Beatriz Ruiz Jara, obra del escritor China Miéville (n. 1972), uno de los autores del género fantástico más innovadores de los últimos años, ganador de varios premios y quien también ha reconocido la influencia de Lovecraft en algunos de sus relatos. De hecho, en esta novela de 481 páginas, ganadora del Premio Locus a la Mejor Novela de Fantasía de 2011, se pueden encontrar algunos elementos lovecraftianos. La novela se inicia con un hecho inexplicable que se ha producido en el Museo Británico de Historia Natural de Londres: un espécimen de cuarenta pies de un calamar gigante en formol ha desaparecido durante la noche. Billy Harrow, es un empleado del Centro Darwin en el Museo Británico de Historia Natural y es la persona que descubre que el kraken no está. Además, la víctima de un asesinato aparece doblada y metida en una botella de vidrio. Varios grupos están interesados en recuperar el calamar, incluyendo a un ingenuo miembro del personal, un escuadrón secreto de la policía de Londres, variados cultos religiosos secretos y diversos criminales sobrenaturales o casi muertos. El asombroso calamar representa a la deidad de la Iglesia del Kraken Todopoderoso. ¿Han liberado a su dios o ha sido robado por un culto rival? Lo único en lo que todos están de acuerdo es en que el destino del kraken embalsamado está profundamente ligado al Fin del Mundo. En la trama encontramos elementos inspirados en el universo de Lovecraft, como el culto a una criatura del mar como el calamar gigante que recuerda al dios Cthulhu, las referencias a libros y grimorios antiguos y la presencia de una secta milenaria. Podéis leer un interesante artículo sobre esta novela escrito por el periodista español Jacinto Antón (n. 1957), el pasado 19 de marzo para la edición digital de El País titulado El rapto del calamar gigante por los secuaces de un culto lovecraftiano.
El calamar gigante que se conserva en el Museo de Historia Natural de Londres.

jueves, 21 de marzo de 2019

DE LUARCA A LOS DOMINIOS DE CTHULHU








El pasado 18 de marzo, en el periódico español El Comercio (aquí su web), editado en Gijón (Asturias) y fundado en 1878, se publicó un curioso artículo titulado De Luarca a los dominios de Cthulhu, escrito por la periodista Arantxa Margolles Beran, historiadora de la Universidad de Oviedo. Se trata de un texto que recupera a un personaje español de un relato de Lovecraft, El túmulo (1927), escrito en colaboración con Zealia Bishop, el conquistador natural de Luarca (Asturias), Pánfilo de Zamacona, del que ya hablé en esta entrada sobre la recomendable obra Enciclopedia Completa de H.P. Lovecraft (2011) del también asturiano Roberto García Álvarez, y también en esta otra entrada sobre las diferentes referencias a España y al mundo hispánico en los relatos de Lovecraft. A continuación os dejo el texto completo, que podéis leer en este enlace:

Pánfilo de Zamacona y Núñez, hidalgo, el hijo de Pedro e Inés, dejó Luarca, preso del deseo de aventura y para nunca volver, en 1532. Allá fuera, más allá del océano, le aguardaba el Nuevo Mundo, tan desconocido aún que seguía siendo perentorio, a aquellas alturas del reinado de Carlos I, recorrer a pie sus tierras para descubrir los secretos y tesoros que escondían. Pero también peligros. Y de qué manera. El hidalgo luarqués estaba lejos de averiguarlo cuando puso el pie por vez primera en lo que hoy llamamos los Estados Unidos de América, pero iba a acabar sus días vagando eternamente, en forma de zombi, como protagonista de un relato que algunos atribuyen, en parte, al autor americano H. P. Lovecraft.
Lo del de Luarca suena a cuento porque, en efecto, lo es. Se titula 'El túmulo' y fue publicado originalmente allá por 1930, en la revista estadounidense 'Weird Tales', la primera que había publicado, dos años antes, 'La llamada de Cthulhu'. El éxito del relato, del mundo mágico al que se introducía al lector y de aquella terrorífica deidad con cabeza de pulpo y cuerpo de dragón que vivía en la ciudad sumergida de R'lyeh, fue abrumador. En torno al autor, el excéntrico Lovecraft, se generó un auténtico fenómeno fan que le encumbraría a la fama, aunque no tanto a la estabilidad económica. Y ahí es donde aparece la figura de Zealia Bishop. Una despampanante mujer de pelo rubio mostaza cuya rúbrica firma 'El túmulo' y otros dos relatos de temática 'lovecraftiana' más.
 ¿Y cómo llegó un asturiano a aquellas páginas que algunos catalogan como colaboraciones –raras en el caso de Zealia, escritora mujer ante un escritor frecuentemente tildado de misógino– y otros como relatos que, en realidad, escribió Lovecraft a cambio de unas pocas perras para que ella los firmase? Alejándonos de la polémica, que es a veces cosa mala y más en asuntos en los que se inmiscuye el fenómeno del culto, como este, tendríamos que profundizar un poco más en 'El túmulo' para tratar de entenderlo. La acción se sitúa en Oklahoma, en el año 1928. Un etnólogo, que es quien narra de su propia boca la historia, se planta en el pueblo de Binger, condado de Caddo, para estudiar la leyenda de un extraño túmulo que vuelve locos –cuando no gira todas sus entrañas del revés– a quienes se atreven a visitarlo, y en torno al cual, todas las noches desde hace, al menos, cuarenta años, se ve pasear de día a un anciano y, de noche, a la figura decapitada de una mujer.
«Relación de Pánfilo de Zamacona y Núñez, hidalgo de Luarca en Asturias, tocante al mundo soterráneo de Xinaián, A.D. MDXLV». Así, en español en el original, se titula el antiguo pergamino que el narrador encuentra a los pies del túmulo, y sobre el vínculo asturiano no cuenta mucho más. Para el lector americano que no conoce Asturias, en el relato se define Luarca como un «pequeño y plácido puerto en la bahía de Vizcaya», y, cuando Pánfilo se topa con los primeros veinte habitantes de aquel extraño mundo, cuenta su autora que trata de comunicarse con ellos en dialecto Wichita, «azteca, español, francés y otras lenguas latinas, añadiendo posteriormente balbuceos de griego, gallego, portugués, y del bable, dialecto campesino de su Asturias natal, todo cuanto fue capaz de recordar». ¿Cómo pudo ser posible tanta precisión, haya escrito el relato Zealia Bishop o lo haya escrito Lovecraft?
 En el caso de Bishop, su pertenencia a varias sociedades genealógicas podría haberle proporcionado conocimientos sobre puntos geográficos y costumbres tan alejadas de su vida anglosajona. En el de Lovecraft es bien sabido que se codeó, muchas veces a disgusto –sí: también tenía fama de ser un recalcitrante xenófobo– con inmigrantes españoles a los que, en algunos relatos, no deja demasiado bien. Para él, al menos en base a su obra, eran «tipos toscos (…), apenas con el menor grado de educación». ¿Pudo haber coincidido con alguno que le hablase de aquel idioma romance, hijo del latín y hermano, por tanto, del castellano, que había dejado olvidado en su lejana villa de Luarca?
Podría ser, aunque solo podemos conjeturar. Sí es seguro el final que Bishop y Lovecraft quisieron darle al pobre Pánfilo de Zamacona y que –ojo al 'spoiler'–, aunque se puede encontrar y disfrutar en el relato completo de 'El Túmulo' con una simple búsqueda en internet, les resumiré: deseoso de aventura, como estábamos antes comentando, Zamacona se enroló en la expedición a Sinaloa –esta, en 1540, sí que fue real– de Francisco Vázquez de Coronado y, guiado por los consejos de un indio llamado 'Búfalo Acometedor', acaba llegando en solitario a la ciudad subterránea de K'n-yan, donde conoce la raza de los Antiguos, anfibios de extrañas formas y no muy buenas intenciones para con los humanos, hasta el punto de que se llega a casar con una de sus hembras, T'la-yub. Hombre y 'bicho' intentan huir y la cosa no acaba bien. Ni para T'la-yub ni para su humano, perteneciente, eso sí, a un género capaz de llegar a cualquier parte del mundo. ¡Buenos somos los asturianos!

Luarca (Asturias) en la actualidad.



Francisco Vázquez de Coronado (1510-1554).


miércoles, 20 de marzo de 2019

LOS MOTORES DEL SACRIFICIO




James Chambers.


En 2011 la editorial estadounidense Dark Regions Press sacó a la venta una colección de relatos de terror cósmico del escritor James Chambers (aquí su página web personal), bajo el título The Engines of Sacrifice (Los Motores del Sacrificio). Se trata de un libro de 216 páginas que recoge cuatro novelas cortas de Chambers inspiradas en el universo de Lovecraft, donde están presentes todos los elementos que caracterizan los relatos del escritor de Providence, y que son: Investigation 37, The Ugly Birds, The Hidden Room y The Engines of Sacrifice. Las sinopsis de cada relato son las siguientes: 
Investigation 37.
En los últimos años de la Guerra de Vietnam, Lavender May huye de su hogar para buscar la libertad y la paz en la ciudad de Nueva York, pero en cambio, encuentra solo un mundo de magia, brujería y mentiras.
The Ugly Birds.
Solo una cosa podría evitar que la revista de cómics de Carmine Darabont se hundiera: publicar el siguiente capítulo de la exitosa serie "The Otherworlders". Pero, ¿qué secreto oscuro impulsa a su creador, el ex novio de Carmine, a negarse a entregarlo?
The Hidden Room.
En el apogeo de la Guerra Fría, el doctor Calvin Lenox es miembro del Equipo de Búsqueda de Emergencia Nuclear. Con su vida inmersa en una espiral hacia la desesperación, se enfrenta al misterio de un desertor soviético fugitivo y la muerte de tres hombres, solo para encontrarse a merced de ... el Dios sin rostro.
The Engines of Sacrifice.
¿Cuál es el poder de las palabras? ¿Pueden controlar el tejido de la realidad? En un mundo nuevo y horroroso, el autor clandestino Rowley Cray lucha contra un gobierno totalitario que se vuelve loco y la posibilidad de que pueda controlar las almas de los muertos.
Podéis adquirir el libro en este enlace.

martes, 19 de marzo de 2019

DONDE RESIDE EL HORROR




En 2014 la desaparecida asociación NOCTE (Asociación española de escritores de terror), realizó una antología de relatos de terror lovecraftianos titulada Donde reside el horror, que publicó la editorial Edge Entertainment, como otros volúmenes semejantes, como Los nuevos Mitos de Cthulhu (2011), Las mil caras de Nyarlathotep (2012) o Ritos de Dunwich (2017), que también reseñé en el blog. Esta tercera antología de la serie, de 342 páginas y editada por Rubén Serrano, recoge 18 relatos de escritores españoles contemporáneos, todos ellos inspirados en el universo de Lovecraft y encuadrados en los Mitos de Cthulhu. La lista de relatos es la siguiente:
El horror subterráneo, de Rubén Serrano.
Los peces, de David Jasso.
Estrellas alineadas. Tira los dados, de Daniel P. Espinosa. 
Hypnos Motel, de Juan Alcudia.
La Colina, de Ángel Luis Sucasas.
Moho, de Juan Díaz Olmedo.
Inquilinos, de Roberto J. Rodríguez.
Casa de Carón, de Miguel Puente Molins.
WC, de Andrés Abel.
La casa de la sangre, de Julián Sánchez Caramazana.
La llave, de Pedro L. López.
La vieja facultad, de Carlos L. Hernando.
Nido de urracas, de Juan Ángel Laguna Edroso.
Hubo una vez un lugar, de Rafael González.
Los que susurran, de José Alberto Arias.
Trinidad, de John Tones.
El último sueño, de Anna Morgana Alabau.
San Borondón, 1865, de Joaquín Fernand.
Podéis adquirir el libro al precio de 9.95 euros en este enlace.