Digital Clock + Date

jueves, 18 de febrero de 2010

LAS MEJORES NOVELAS DE TERROR


En esta ocasión voy a confeccionar mi particular lista de las mejores novelas de terror que se han escrito, aunque por ser personal no deja de ser una lista muy subjetiva, ya que cada cual podría añadir o quitar algunos de estos títulos.Para mí, pues, las siguientes son los mejores relatos y novelas de terror (donde, por supuesto, no podía faltar una obra de Lovecraft).


Los misterios de Udolfo, Ann Radcliffe, (Valdemar)
El monje, Matthew Lewis, (Cátedra)
Melmoth el errabundo,de Charles Robert Maturin. (Valdemar)
La profecía de Cloostedd, de John Sheridan Le Fanu, (Alfaguara)
Frankenstein, de Mary Shelley, (Edebe)
Cuentos, de Edgar Allan Poe, (Espasa)
El extraño caso del Dr.Jekyl y Mr. Hyde, R. L. Stevenson, (Ediciones B)
Drácula, Bram Stoker, (Alianza)
Otra vuelta de tuerca, de Henry James, (Siruela)
En las montañas de la locura, de H.P. Lovecraft (Valdemar)
El Golem, Gustav Meyrink (Tusquets)
La novela de la momia, Theophile Gautier (Alianza)
El Exorcista, William Meter Blatty (Ediciones B)
El hombre lobo en París, Guy Endore, (Jaguar)
It , Stephen King(Debolsillo)
American Psycho, Brett Easton Ellis (Ediciones B)
La semilla del Diablo, Ira Levin. (DeBolsillo)
Entrevista con el Vampiro, Anne Rice (Ediciones B)
La condesa sangrienta, Valentine Penrose (Siruela)
Coraline, Neil Gaiman (Salamandra)
El agujero, Adrian Ross (Valdemar)

lunes, 8 de febrero de 2010

H.R.GIGER:UNA VISIÓN DEL MUNDO DE LOVECRAFT

Hans Ruedi Giger, también llamado Hans Rudolph Giger (nacido el 5 de febrero de 1940 en Coira, Cantón de los Grisones, Suiza) es un artista gráfico y escultor surrealista con un estilo muy interesante.Las pinturas y dibujos de Giger incluyen una gran cantidad de simbología sexual y fetichista que varía entre lo explícito y lo casi subliminal. También he de mencionar que muchas de sus pinturas conllevan temas de oscurantismo e incluso en algunas ocasiones de crítica a la moralidad y la sociedad. En la mayoría de sus pinturas utiliza el aerógrafo para crear sus escenas de paisajes pesadillescos.Influenciado por la literatura lovecraftiana, Giger trata de llevar terror a sus pinturas convinándolo con la sexualidad desenfrenada catacterística de la segunda mitad del siglo XX. Destaca el uso de seres humanoides combinados con máquinas (Biomechanicals) que son, casi siempre, los protagonistas de sus pinturas.
El arte de Giger ha sido reconocido por su capacidad de provocar las más diversas reacciones, y en muchas ocasiones se le ha utilizado en diversas producciones, desde cine hasta videojuegos.Por ejemplo: en 1979 se unió con Ridley Scott para realizar las ilustraciones y modelos de Alien, ahora un clásico de la ciencia ficción; en 1986 colaboró con Brian Gibson para realizar la creación de las criaturas y escenarios en Poltergeist 2; en 1992 hizo colaboraciones diversas con David Fincher para Alien 3, en 1985 realizó la portada del disco Celtic Frost de la banda To Mega Therion (ahora conocida simplemente como Therion),etc. Esto es sólo parte de las colaboraciones que ha hecho, pero tambien he de mencionar su colaboración con MacFarlen Toys en la creación de LiII, piedra angular de la obra gigeriana y la más conocida.
Giger está fuertemente influenciada por Lovecraft, y nada dice más de estas influencias que haber ilustrado su propia edición del Necronomicón (el más que célebre grimorio ficticio) y las portadas de diversas ediciones de sus cuentos tanto en Estados Unidos como en Europa, incluyendo a España(en este caso, la editorial Edaf).


viernes, 5 de febrero de 2010

MENTIRAS SOBRE LOVECRAFT



Sobre la vida y obra de Lovecraft, a lo largo de los años, se han escrito una serie de mentiras que con el paso del tiempo la gente común las ha dado por ciertas, y no son sino eso, equívocos y falacias. A continuación expondré algunas de las más conocidas y repetidas.

MITO 1-Lovecraft fue un ermitaño que nunca dejó Nueva Inglaterra.
Muchos se han referido a Lovecraft a menudo como un hombre enclaustrado, quizás porque se cree que tuvo más amigos por correspondiencia que en persona. Sin embargo, está claro por sus cartas que pasó una gran cantidad de tiempo visitando a sus conocidos en su ciudad y a través de todo el este de los Estados Unidos. .Lovecraft viajó a menudo y escribió extensamente sobre esos recorridos. Sus diarios de viajes incluyen “Vermont: Una Primera Impresión” (1927), “Observaciones Respecto a Varias Partes de América” (1928), “Recorridos en las Provincias de América” (1929), “Balance De Una Visita A Charleston” (1930), y "Una Descripción De La Ciudad De Quebeck, en Nueva Francia, añadida recientemente a los dominios de Su Majestad Británica". .Sus viajes lo llevaron bastante lejos al sur, hasta De Land (Florida) y Nueva Orleans (Luisiana); hasta el lejano oeste en Cleveland (Ohio); hasta el norte en Quebec (Canadá) y hasta la isla de Nantucket por una semana. Tenía muy poco de ‘ermitaño’.
MITO 2-Lovecraft era homosexual.
El hecho de que Lovecraft tuvo poco éxito con las mujeres y en cambio tuvo muchos amigos varones, ha llevado a ciertas personas a creer que fue homosexual. Sin embargo, hay que recordar que Lovecraft estuvo casado (brevemente) y su esposa lo describió como “un amante adecuadamente excelente” (Sonia H. Davis, en “Memories of Lovecraft: I,” The Arkham Collector, No. 4, Invierno 1969). Algunos de los amigos y conocidos de Lovecraft (especialmente Robert H. Barlow, Samuel Loveman, y Hart Crane) eran homosexuales, pero él no parece haberse dado cuenta de esto. En una carta a August Derleth con fecha del 16 de febrero de 1933, Lovecraft también escribe:“en lo que se refiere a la homosexualidad, la principal y primordial objeción contra ello es que es de naturaleza (física e involuntariamente, no simplemente moral o estéticamente) repugnante a una mayoría abrumadora de la humanidad…” Algunos pueden discutir que esta postura de Lovecraft es simplemente defensiva, pero no existe ninguna evidencia para indicar que existió algun tipo de inclinación homosexual. Desde luego, esto no quiere decir tampoco que sus inclinaciones heterosexuales fueran especialmente fuertes. Lovecraft, como muchos intelectuales, se centró sus atenciones y esfuerzos en búsquedas más mentales que físicas, y sencillamente no tenía ningún tipo de intereses sexuales intensos.
MITO 3-“Colaboraciones Póstumas” de Augusth Derleth.
Después de la muerte de Lovecraft, Augusth Derleth tomó fragmentos de los escritos de Lovecraft (del “Libro de Lugares Comunes”, por ejemplo), y las incorporó en historias, escritas enteramente por él mismo.De acuerdo con la “Bibliografía” de S.T. Joshi, el relato “El Que Acecha en el Umbral” de Derleth, con más de 50.000 palabras, incorpora sólo 1.200 palabras escritas por Lovecraft. Ninguna de estas ‘colaboraciones póstumas’ deben ser consideradas como escritas por Lovecraft. A pesar de esto, muchas de esas historias se han publicado con Lovecraft y Derleth como autores, o solamente bajo el nombre de Lovecraft. Ciertos libros incluyen relatos como éste con el nombre de Lovecraft en la portada, aunque fueron casi enteramente un trabajo de Derleth.
Mito 4-Hastur el Innombrable fue una invención de Lovecraft.
Hastur es mencionado solamente por Lovecraft en una historia, “El Que Susurra en la Oscuridad” En este caso, Hastur se menciona en la misma escena que otras criaturas, lugares, y cosas:“Me encontré miserablemente enfrentado a términos que había escuchado en alguna otra parte en la más horrible de las conexiones - Yuggoth, el Gran Cthulhu, Tsathoggua, Yog-Sothoth, R’lyeh, Nyarlathotep, Azathoth, Hastur, Yian, Leng, the Lake of Hali, Bethmoora, el Signo Amarillo, L’mur-Kathulos, Bran, y el Magnum Innominandum - y fui arrastrado a través de eones sin nombre y dimensiones inconcebibles a los mundos de los Primigenios, las entidades que el autor enloquecido del Necronomicón había concebido solamente de una forma vaga.”Hastur fue pedido prestado por Lovecraft a Robert W. Chambers, quien a su vez lo había tomado prestado de Ambrose Bierce. En “Un Habitante de Carcosa”, Bierce describe a Hastur como un dios de pastores. Chambers lo utiliza más adelante como el nombre como el de una ciudad. Lovecraft nunca deja claro lo que desea que sea Hastur: su sola mención se realiza para evcar una atmósfera.En el párrafo citado del relato “El Que Susurra en la Oscuridad” se puede observar que el último nombre de la lista es el Magnum Innominandum, la expresión latina para “lo que no debe ser nombrado”. Como de costumbre, Lovecraft no deja claro a qué se refiere pero, al parecer, Derleth combinó esta referencia con la de Hastur para crear a “Hastur el Innombrable”.
MITO 5-Cita de Lovecraft sobre magia negra.
En su introducción a “El Horror de Dunwich”, Augusth Derleth cita el siguiente comentario de Lovecraft:“El esquema de los Mitos es básico en la historia del género humano, pues representa la lucha original entre el bien y el mal. En esto, se asemejan extraordinariamente al mito cristiano, sobre todo por lo que se refiere a la expusión de Satanás del Edén y a la encarnación eterna del mal en la figura de Satanás. “Todas mis narraciones, aun cuando no guarden relación entre sí”, escribió Lovecraft, “ se basan en la tradición o leyenda según la cual este mundo estuvo habitado en épocas anteriores por otra raza que, como consecuencia de las prácticas de magia negra, perdió su dominio y fue expulsada, pero vive en algún lugar del exterior dispuesta en todo momento a volver a adueñarse de la Tierra”.De hecho, esta cita no es de Lovecraft, sino de Harold Farnese, un corresponsal suyo. Después de la muerte de Lovecraft, Derleth escribió a Farnese, preguntándole si podría pedirle información sobre las cartas de Lovecraft. Farnese accedió alegremente, y le envió cartas con dicha información. En las cartas que Farnese escribió a Derleth, constantemente aparece ‘citando’ a Lovecraft, aunque estas citas parecen ser, en el mejor de los casos, sólo interpretaciones. En una de ellas, Farnese escribió:“Sobre felicitar a HPL sobre su trabajo, él me contestó: “Todas mis narraciones, aun cuando no guarden relación entre sí, se basan en la tradición o leyenda según la cual este mundo estuvo habitado en épocas anteriores por otra raza que, como consecuencia de las prácticas de magia negra, perdió su dominio y fue expulsada, pero vive en algún lugar del exterior dispuesta en todo momento a volver a adueñarse de la Tierra.”Derleth tomó esta cita como un hecho y la utilizó en varias ocasiones, pero en las investigaciones sobre la correspondencia de Lovecraft no aparece el texto. Las comparaciones de las referencias revelan que Farnece no estaba realizando citas textuales, sino escribiendo lo que recordaba .
MITO 6-La descripción de Lovecraft del Símbolo Arcano (Elder Sign).
En ninguno de sus cuentos, Lovecraft da una descripción física de este símbolo. Lo menciona apenas cuatro veces, y parece ser que se trata de un gesto de la mano. En una carta a Clark Ashton Smith, fechada el 7 de noviembre de 1930, Lovecraft finaliza con el siguiente comentario:“De nuevo te agradezco en nombre de Tsathoggua por tus recientes envíos, y espero ver pronto más artículos de tu pluma. Añado el Símbolo Arcano y el Sello de N’gah, otorgados en el Oscuro Ciclo de Y’hu.”Seguidamente, Lovecraft firmó con su nombre (“Ec’h-Pi-El”), y dibujó dos peculiares figuras. La última, el Sello de N’gah, parece ser un escarabajo macho con seis patas y tres cuernos. La anterior, el Símbolo Arcano, se asemeja a la rama de un pino o un abeto, y está dibujada más abajo. La idea de que el Símbolo Arcano es un pentagrama con un ojo llamenante en el centro es debida a la descripción de Augusth Derleth en “El Que Acecha en el Umbral”.
MITO 7-El Necronomicon es verdadero.
Esta es, con facilidad, la idea falsa más extendida con respecto a Lovecraft. Han aparecido libros enteros con el nombre del Necronomicón, llenos de conjuros y descripciones inventadas. Y en multitud de bibliotecas (incluyendo la del Congreso de los Estados Unidos) hay fichas bibliográficas del Necronomicón. Comentar este tema requeriría probablemente un libro entero para documentar todos los bulos que lo rodean.
MITO 8-La inspiración de Lovecraft proviene de la mitología sumeria.
Esta idea errónea, muy común, proviene la edición falsa del Necronomicon de un tal “Simon”, muy divulgada por internet. El origen de este libro ficticio se basa supuestamente en la mitología sumeria y babilónica, y revela que Lovecraft exploró fuentes similares cuando creó su pseudo-mitología. Hace comparaciones entre las criaturas de Lovecraft y las figuras de la mitología sumeria:
Cthulhu (Lovecraft)
Ctha-lu, Kutulu (Sumerios)
Azathoth (Lovecraft)
Azag-thoth (Sumerios)
Shub-Niggurath (Lovecraft)
Shub Ishniggarab (Sumerios)
Estas comparaciones son realmente poco convincentes, puesto que ninguno de estos nombres existe en las mitologías sumeria o babilónica. Cualquier buen texto que hable sobre cualquiera de las dos mitologías demuestra este dato. Además, sugerir que Lovecraft tuviera que plagiar estos nombres de una mitología existente, va en contra de su hábito de crear los nombres enteramente no humanos para sus criaturas y desprestigia la calidad de su imaginación.

jueves, 4 de febrero de 2010

EL JOVEN LOVECRAFT

El joven Lovecraft es un cómic español en el que se relata en clave de humor la infancia de Lovecraft y en el que se entremezclan episodios reales e imaginarios. Para más información me remito a la reseña de un tomo recopilatorio de 104 páginas publicado por Diábolo Ediciones y extraida de la web http://www.guiadelcomic.com/, escrita por Jose A. Serrano.

Descripción de la editorial: "El joven Lovecraft es un homenaje en clave de humor al mayor escritor de terror de la historia de la literatura, del que ahora se cumplen 70 años de su muerte. Estas tiras cómicas recrean la infancia del escritor, y partiendo de datos reales de su biografía, nos llevan a un mundo donde lo real se mezcla con lo fantástico de su obra." El Joven Lovecraft se viene publicando on-line desde enero de 2005 como webcomic, donde ya había conseguido llamar la atención, y da el salto lógico de una recopilación en papel. El volumen incluye, según confirma el guionista, todas las tiras publicadas en internet hasta el momento de la edición del cómic impreso, más unas 40 tiras no vistas on-line por aquellas fechas, con el final de la saga que estaba en curso en el momento de la publicación, y otra historia más inédita. Como extras, incluye una galería de 16 páginas con ilustraciones de diferentes autores que dan su versión de los personajes del cómic, y entre los que se encuentran Sergio Bleda, Guillem March, Roger Ibáñez, Cels Piñol, Víctor Ibáñez o Dani Cruz.
José Oliver (Palma de Mallorca, 1979) es licenciado en Filología Hispánica y responsable del fanzine literario Cisne Negro. Bartolo Torres (Ibiza, 1978), que también firma como "El hombre que pía", es licenciado en Bellas Artes y ha publicado alguna historieta en Tos (Astiberri) o la revista infantil Esquitx, y fue finalista en el certamen de cómic Art Jove 2003 y ganador ex-aequo en 2004. Las 12 primeras tiras de El Joven Lovecraft ganaron el premio al mejor guión de cómic en el certamen Art Jove 2005. Un cómic simpático, que además de sus propias virtudes, sirve como ejemplo en nuestro país de comic on-line que acaba dando con éxito el paso al papel (como PvP o La misma diferencia y otras historias en EEUU)

Enlaces: weblog y web oficial del cómic.

miércoles, 3 de febrero de 2010

VISIONES DE HERNÁN RODRÍGUEZ


El horror de la literatura de H.P. Lovecraft encuentra su imagen en "Visiones", del argentino Hernán Rodríguez, un cómic publicado por Norma Editorial en febrero de 2008 y en el que se recogen cinco relatos : El extraño, La música de Erich Zahn, La ciudad sin nombre, El templo y Nyarlathotep. Figuras humanas pálidas y alargadas, de rostro enfermo y expresivos ojos de pupilas grandes, impregnan las historias que Hernán Rodríguez (n.1980) adaptó de Lovecraft.
"Hay ciertos momentos, en una historia de terror, en los que es mejor ocultar el monstruo y reflejar sólo lo que el personaje siente", declaraba el ilustrador en una entrevista con Efe.
Rodríguez desveló entonces alguno de sus recursos para enfrentarse con el dibujo de un cuento de horror psicológico. "Un primer plano de un rostro -señalaba- da la sensación, pero no la imagen". Este es el motivo por el que el dibujante argentino recorta la figura de sus personajes en los momentos de máxima tensión. "Casi todos sus cuentos -de Lovecraft- son monólogos o diarios íntimos, por lo que decidí hacer interpretaciones libres", explicaba. Hernán Rodríguez sabe que las adaptaciones de Lovecraft son frecuentemente machacadas por la crítica. Por eso, él se lanzó con valentía a no intentar copiar página por página, sino a dar una visión distinta, "buscando la atmósfera" y "siendo fiel a lo que el autor quería con sus obras". Para ello encontró su guía en una película de culto. "Blade Runner me abrió mucho los ojos. Está basada en un relato de Phillip K. Dick, aunque son muy diferentes. Tanto el libro como la película tienen sus elementos propios, pero ambos consiguen ser íntegros", dijo en la ya citada entrevista.
Rodríguez escogió para "Visiones" cuentos de la primera época de Lovecraft, anteriores al universo de los Mitos de Cthulhu. "Quería que no estuvieran metidos en la cosmogonía de Cthulhu, para tratar de evitar lo más posible el tema de los monstruos", señalaba el autor argentino. El dibujante y guionista de "Visiones" tardó dos años en terminar el tomo que publicó Norma hace ya dos años y, aunque afirmó "estar contento con el resultado y su interpretación personal", añadió que aún no había decidido si le daría continuación en obras posteriores.
Para más información consultar esta página web, donde se pueden ver algunos de su cómics breves:

martes, 2 de febrero de 2010

LOVECRAFT Y LOS VIDEOJUEGOS





Continuando con el repaso a todos los aspectos de la vida artística, y en este caso, de ocio, en los que podemos hallar influencias de la obra de Lovecraft, en esta ocasión, haré referencia al amplio mundo de los videojuegos,tan rico como variado. Respecto a este campo, tenemos que tener en cuenta en los juegos para PC o para consolas el género de las aventuras gráficas, idóneo para mantener un buen ritmo narrativo acorde con los cuentos de Lovecraft.La mayoría de estos juegos contienen referencias a seres, personajes o ideas lovecraftianas, o están basadas íntegra o parcialmente en alguno de sus más conocidos relatos,pero hay otros que mezclan temáticas muy variadas del mundo de la ciencia-ficción y del terror.

1-Shadow of the Comet, Prisioner of ice y la saga Alone in the Dark (PC, PS 1 y 2, Saturn, DC, GBC)
2-Quake - id software (PC, Sega Saturn, Nintendo 64

3 - Clive Barker´s Undying - Electronic Arts (PC)
4 - Eternal Darkness: Sanitys Requiem - Silicon Knights (Game Cube)
5 - Necronomicon: El Alba de las Tinieblas - Cryo (PC, PlayStation)
6 - Shade: Wrath of angels - Cenega (PC)
7 - Call of Cthulhu: Dark corners of the Earth - Headfirst (Xbox y PC, versión de PC distribuida por Ubisoft)
8 - Clive Barker´s Jericho - Mercury Steam (PlayStation 3, Xbox 360, PC)
9 - Alone in the Dark - Eden Games (Xbox 360, PC, PlayStation 3, Wii, PlayStation 2)
10 - Saga Penumbra - Paradox Interactive (PC)
11- The Witcher - ( Cd Projekt)
12- Call of Cthuhlu: Destiny´s End - Headfirst productions (Play Station 2, Xbox)

lunes, 1 de febrero de 2010

BRECCIA Y LOS MITOS DE CTHULHU


Recientemente he tenido la feliz ocasión de leer una de las mejores adaptaciones de varios de los cuentos de Lovecraft encardinados en los Mitos de Cthulhu, de la pluma del dibujante uruguayo Alberto Breccia (1919-1993) y adaptados y guionizados por su yerno Norberto Buscaglia (n.1945). Sobre la adaptación el propio Buscaglia declaró en una entrevista:
Las adaptaciones de la obra me pertenecen. Alberto hizo solamente "El Ceremonial". Las demás las hice yo. En esos momentos quienes eran titulares de los derechos pidieron que se mantuviera el espíritu literario de Lovecraft. Por eso, Alberto me pidió que interviniera. De ahí surge que algunas historias tengan mucho texto, cosa que a los dibujantes no les agrada. Pero no había otra alternativa. Discutimos bastante el tema.
En su conocido ensayo El horror en la literatura, Lovecraft sostuvo que en todo buen relato de terror el factor esencial es la atmósfera, «ya que –apostillaba- el criterio último de autenticidad no reside en que encaje una trama, sino que se haya sabido crear una determinada sensación». Las adaptaciones que, bajo el lema Los Mitos de Cthulhu, hizo de los relatos del propio Lovecraft Breccia (reunidas en castellano en un sólo volumen por Ediciones Sins entido) cumplen a rajatabla con esa premisa.En 1992, conversando con Latino Imparato, Breccia recreó su primer encuentro con la obra de Lovecraft: era 1959 ó 1960 y el artista montevideano adquirió en Barcelona una antología de cuentos fantásticos que contenía El horror de Dunwich, uno de los mejores textos del narrador de Providence. De aquel contacto casual le quedó el deseo de verter aquella obra en el molde de la historieta; decidirse le llevó más de una década. En 1972 emprendió finalmente la realización de “El ceremonial”, uno de los relatos del autor estadounidense. A partir de entonces, y durante tres años, elaboró una serie de versiones que, en forma de historietas cortas, publicó la revista italiana Il Mago desde noviembre de 1973.
Intuitivamente dotado para la creación de atmósferas tenebrosas, Breccia se había enfrentado con antelación a desafíos similares: en su versión del clásico El Eternauta el dibujo no define al invasor extraterrestre; se limita a apuntar algunos rasgos, dejando que el espectador proyecte sobre ellos sus propios temores. Los Mitos de Cthulhu reclama una participación similar.
La prosa de Lovecraft enfatiza, paradójicamente, la imposibilidad de lo narrado: para no caer en la locura, sus personajes suelen enfrentarse al horror de forma oblicua. Estas páginas reproducen esa estrategia: en ellas, los monstruos son criaturas abstractas cuya figura remite directamente a las pesadillas del lector, de ahí la turbación que despiertan.
Para reforzar ese efecto, el uruguayo recurre a todo tipo de técnicas (tramados mecánicos, collages, efectos ópticos), modificando su dibujo de raíz expresionista en función de cada historia.
No hay duda de que más de treinta años después de su creación este comic sigue siendo, en mi modesta opinión, una de las mejores adapataciones de Lovecraft, y sus páginas siguen transmitiéndonos, a semejanza de los tenebrosos pasajes de los relatos del maestro de Providence, una sofocante sensación de miedo cósmico, angustia y temor supraterrenal.