Digital Clock + Date

martes, 23 de noviembre de 2010

LA FIGURA DE PORCELANA


Hoy voy a colgar uno de los primeros cuentos-por no decir el primero- que escribí en el año 1996, a la edad de 11 años. En aquella época aún no había descubierto a Lovecraft, pero queda claro que mis aficiones y mis gustos se encaminaban por los mismos derroteros. Es un cuento muy breve, que creo recordar está basado en un relato muy similar de algún libro escolar que leí por aquellos días, aunque no recuerdo cual. He corregido los errores ortográficos y gramáticos (que, aunque por mi corta edad, deberían ser muchos, no era el caso).


Luis había cumplido ocho años y le habían regalado una figura de porcelana. La figura medía unos quince centímetros de altura y era de color naranja, con la forma de un gatito muy pequeño. Se lo había regalado su abuela Laura.
Su madre Manuela lo puso en la mesita de noche de su habitación. Por la noche, Luis miraba la figura asustado: no le gustaba el color de sus ojos. Siempre se lo decía a su madre:
-¡Mamá, la mirada de ese gatito no me gusta nada!¡Nada!
Y su madre le respondía:
-Si sólo es una figura de porcelana que no se mueve, y ni siquiera está vivo, Luis.
Pero una noche, Luis se dirigió a su habitación y cuando entró, el gatito no estaba en la mesilla. Luis bajó a la salita, donde estaban sus padres, entonces se dio cuenta de que el gatito se encontraba encima del televisor, y además había cambiado de postura. Luis no se atrevió ni a moverse, cuando subió de nuevo a su habitación, halló al gatito que lloraba partido en dos sobre su cama.

jueves, 18 de noviembre de 2010

A UN SOÑADOR

Como últimamente no he podido escribir nada, y tengo muy descuidado el blog, hoy dejaré un hermoso poema del maestro, con un toque de tristeza y melancolía.

Reconozco tu rostro,tranquilo y pálido,
en el reflejo luminoso de la vela;
la negra sombra de tus párpados,bajo esa cortina
están los ojos que no ven utilidad a este mundo.
Y mientras observo,ansío conocer
los caminos por donde tus sueños van,
las tenebrosas regiones que tu imaginación ve
con los ojos velados por la rutina y por mí.
Pues del mismo modo,yo contemplo en sueños
cosas que mi memoria no podría guardar,
y desde la penumbra intento vislumbrar
las imágenes que aparecen ante tus ojos.
Yo,que demasiado bien conozco la cumbre de Thok;
los valles de Pnath,donde los sueños se reúnen;
las criptas de Zin;y así pienso
porqué tus rezos se dirigen a la llama de la vela.
¿Pero,qué es lo que se desliza quedamente
sobre tu cara y tus barbudas mejillas?
¿Qué miedo distrae tu mente y tu corazón,
y te hace llorar con repentino temor?
Viejas visiones se despiertan...Ante tus ojos
brillan las oscuras nubes de otros cielos,
Y por alguna demoniaca perspectiva
Me veo flotar por sobre la noche encantada.