lunes, 7 de diciembre de 2015

LIBROS DE LOVECRAFT EN LA EDITORIAL CARALT





La editorial española Caralt, fundada en Barcelona en 1942 e integrada en la actualidad en Noguer-Caralt Editores, publicó en 1978, y luego reeditó en 1980 y 1985, dos colecciones de relatos de Lovecraft. El primer tomo se titulaba Horror en el museo y otras colaboraciones e incluía 12 relatos de Lovecraft escritos en colaboración, a saber: Sordo, mudo y ciego, El caos reptante, El diario de Alonzo Typer, El devorador de fantasmas, La pradera verde, Horror en el museo, El monstruo invisible, El horror en el cementerio, Hasta en los mares, En la noche de los tiempos, Los amados muertos y Cuatro en punto (este último, un relato de Sonia Greene, al que algunos atribuyen cierta colaboración con su esposo). El segundo volumen llevaba por título Muerte con alas y otras colaboraciones e incluía los siguientes 8 relatos: Muerte alada, El túmulo, El hombre de piedra, La última prueba, La maldición de Yig, El verdugo eléctrico, El lazo de Medusa y Dos botellas negras. Todos los relatos son traducciones del escritor español Antonio-Prometeo Moya (n. 1949), quien escribió para cada libro una interesante introducción, en las que aborda a grandes rasgos la biografía de Lovecraft y desmonta algunos mitos sobre él y su obra, aunque en ocasiones salga mal parado.  Entre otras reflexiones, Moya afirma que Algo indudable hay en Lovecraft: su conocimiento de la psicología lectora, su habilidad para captar la atención del lector con recursos que lamentablemente se repiten sin cesar y que de no haber contado con la consulta de compañía tan nefasta como los miembros del que estuvo rodeado tal vez hubieran perdido a la larga el adocenamiento en que caen. Cuando se lo propone, Lovecraft sabe contar una historia, sabe sugerir con vagas alusiones lo que el degustador de relatos de miedo pide: suspensión y sorpresa. Esta primera introducción podéis leerla completa en este enlace. En el prólogo al segundo libro, que podéis leer aquí, Moya habla sobre el trabajo de Lovecraft como revisor y escritor para otros escritores.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario