Digital Clock + Date

viernes, 16 de noviembre de 2012

EL PALACIO DE LOS ESPÍRITUS




 El Palacio de los Espíritus (The Haunted Palace) fue una de las primeras adaptaciones al cine de un relato de Lovecraft, si no fue la primera, dirigida por Roger Corman en 1963 e interpretada por Vincent Price (1911-1993) y Lon Chaney Jr. (1906-1973), hijo del mítico Chaney, el "hombre de las mil caras".Basada en el relato El caso de Charles Dexter Ward, el film cuenta la historia de Ward (Vincent Price),un hombre que llega con su mujer a un pueblecito de Nueva Inglaterra ,Arkham, en 1875 para reclamar el castillo de la familia, y descubre que está bajo una diabólica y arcaica maldición.Al parecer, en 1765 un brujo antepasado suyo,Joseph Curwen (Lon Chaney Jr.) logró comunicarse con otra dimensión a través de la mazmorra del castillo e invocó a una criatura diabólica (léase Cthulhu o Yog-Sothot) a la que ofrecía jóvenes en sacrificio,pero los lugareños descubrieron sus malvados planes y le dieron muerte.La adaptación respeta parte del ambiente y la trama de la historia (sobre todo los nombres: el protagonista Curwen, la ciudad Arkham y referencias al Necronomicón y a las famosas deidades de Lovecraft, como Cthulhu) pero realiza muchísimos cambios, lógicos teniendo en cuenta lo inadaptable de los textos del genial escritor, llenos de densas tramas e inexistentes diálogos.Se trata de una película que es una rareza dentro del ciclo que Corman dedicó a los cuentos de Poe (de hecho, el título es el de un poema del escritor de Boston), ya que se trata,como queda dicho, de una adaptación de un relato de Lovecraft.
Lon Chaney Jr. como el brujo Curwen.
Vincent Price en el papel de Dexter Ward.

Por otro lado, el ambiente  tiene muy poco de lovecraftiano: la ambientación se va más por los lados del gótico ya acostumbrado en estas producciones y heredado de los clásicos de la Universal: telarañas, candelabros, siniestros retratos embrujados, puertas chirriantes y un cementerio envuelto en niebla. Hay por supuesto elementos típicos de Lovecraft, ya citados (el Necronomicón, los Antiguos, inefables monstruos en una fosa, aldeanos deformes y hasta un zigurat) pero estos se encuentran mezclados con aderezos típicos de Poe como la subtrama (ausente en el relato original) de la pasión necrofílica por la bella amante muerta, motivo recurrente de esta serie de películas.Es una buena producción que merece ser visionada para disfrutar del cine clásico de terror de los años 60 y comprobar que como primer acercamiento al cine de la obra de Lovecraft no está nada mal.Aquí os dejo el trailer original:






No hay comentarios:

Publicar un comentario