sábado, 22 de septiembre de 2018

LA ENCICLOPEDIA POE





En 1997 la editorial estadounidense Greenwood Press sacó a la venta un volumen titulado The Poe Encyclopedia (La Enciclopedia Poe), un volumen de 480 páginas que recogía en forma de diccionario enciclopédico centenares de entradas con libros, personas y lugares relacionados con el famoso escritor y poeta Edgar Allan Poe. En esta obra de Frederick S. Frank, profesor de inglés en el Allegheny College de Meadville (Pensilvania) y de Anthony Magistrale, profesor de la Universidad de Vermont, encontramos también una entrada sobre Lovecraft que, como ya sabréis, fue uno de los escritores que más admiraron a Poe y que le rindió homenaje en algunos de sus relatos. Dicha entrada, muy breve, aparece en la página 212 del libro, y entre otras cosas, se afirma lo siguiente:
Cuentos como "El extraño", "El horror de Dunwich" y "Las ratas en las paredes" muestran la influencia de Poe en el estilo y la visión del terror de Lovecraft. La literatura de terror y la vida breve de ambos ha sido comparada frecuentemente por los críticos. Lovecraft dijo sobre Poe: "Cualesquiera que sean sus limitaciones, Poe hizo lo que nadie más hizo o pudo haber hecho; y a él le debemos la historia de terror moderna en su estado final y perfeccionado ... Poe estudió la mente humana en lugar de los usos de la ficción gótica."
La cita de Lovecraft es de su conocido ensayo El horror sobrenatural en la literatura.

viernes, 21 de septiembre de 2018

LA CONSTRUCCIÓN DEL MITO ANTROPOLÓGICO EN LA NARRATIVA DE LOVECRAFT









En junio de 2018 se presentó en la Facultad de Educación y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú)—aquí su página oficial—,que fue fundada en 1824 por Simón Bolívar, una tesis conjunta para obtener el título profesional de Licenciado en Educación Secundaria, mención Lengua y Literatura, a cargo de los estudiantes Aida Marilú Alvarado Gutiérrez, Juanita Lizethe Angulo Peláez y Jesús Alberto Castillo Leyva, bajo el asesoramiento del profesor Arquímedes Ernesto Cruz Sánchez, bajo el título de La construcción del mito antropológico en la narrativa de horror cósmico de Howard Phillips Lovecraft. En este trabajo, a lo largo de sus 230 páginas, se analiza la obra de Lovecraft desde la perspectiva de la antropología narrativa, con el objetivo que se pone de manifiesto en su sinopsis:
El presente trabajo de investigación denominado “La construcción del mito antropológico en la narrativa de horror cósmico de Howard Phillips Lovecraft” tuvo el propósito de determinar cómo en los relatos del autor estadounidense se van gestando una serie de procesos míticos en torno a la idea del ser humano y la posición de éste en el cosmos para ir desenmarañando conocimientos ocultos que se conviertan a final de cuenta en los mecanismos que generen el horror cósmico proyectado hacia los lectores. Del total de relatos realizados por el autor, primero se seleccionó los que fueron escritos de forma individual, es decir, sin apoyo de ningún otro escritor. Luego, se realizó un segundo proceso de filtración, tras el cual se estableció la muestra de nueve textos, dentro de los que son considerados parte de su genealogía de “Los Mitos de Cthulhu”. Una vez establecido el corpus se trabajó con un esquema de análisis semiótico-semántico adaptado del filósofo y semiótico Charles Morris. Como apertura para la discusión y demostración de lo sustentado se utilizó adicionalmente la teoría de mito de Levi-Strauss y Ernst Cassirer; la teoría semiótica de Algirdas Greimas, Joseph Courtes y Jacques Fontanille; y la teoría semántica de Pierre Giraud, Algirdas Greimas y Lubomir Dolezel. Finalmente, se comprobó que la narrativa de horror cósmico de Howard Phillips Lovecraft se sustenta en una constante construcción de mitos antropológicos para generar las situaciones de tensión entre la historia y sus personajes y a la vez lograr transitar ésta hacia los lectores.
Podéis leer la tesis completa en formato PDF en este enlace.


jueves, 20 de septiembre de 2018

LOVECRAFT Y LA MONTAÑA MONADNOCK







Henry David Thoreau.

Ralph Waldo Emerson.

El Monte Monadnock es una montaña que se encuentra en New Hampshire (Estados Unidos) y es muy conocida por ser mencionada en las obras de dos grandes escritores y filósofos del siglo XIX de este país: Ralph Waldo Emerson (1803-1882) y Henry David Thoreau (1817-1862), ambos naturales de Massachusetts. Es el pico montañoso más prominente en las Montañas Blancas de New Hampshire y los Berkshires de Massachusetts, y con 965 metros de altura, el Monte Monadnock es casi 300 metros más alto que cualquier otro pico montañoso en un radio de 47 km y se eleva unos 600 metros por encima del paisaje circundante. El Monadnock, ubicado a 95 km al noroeste de Boston y 60 km al suroeste de Concord, se encuentra entre las ciudades de Jaffrey y Dublin, New Hampshire. Esta montaña tan conocida en Nueva Inglaterra no solo inspiró a Emerson y a Thoreau, sino a otro destacado escritor de la región: Lovecraft, quien en 1917 escribió un poema que apareció publicado en la revista The Vagrant y que llevaba el largo título de On Receiving a Picture of ye Towne of Templeton, in the Colonie of Massachusetts-Bay, with Mount Monadnock, in New-Hampshire, shewn in the Distance (To Templeton and Mount Monadnock), aunque se resume como To Templeton and Mount Monadnock (A Templeton y Monte Monadnock). Se trata de un poema de 22 versos escrito en el peculiar estilo de Lovecraft del inglés antiguo en el que ensalza la majestuosidad y el simbolismo de la montaña, y que podéis leer en original bajo estas líneas:

In peace beneath the crystal summer skies,
Behold the spires of Templeton arise;
Among the green and grove-deck’d mead expands,
Whilst vary’d blossoms tint the smiling lands.
Pleas’d with the beauties of the blest domain,
No Goldsmith long could mourn sweet Auburn’s plain;
The rural grade Old England lov’d to view,
Here blooms again, transplanted to the New!
The rip’ning corn along the furrow’d leas
Nods in the sun, and dances in the breeze;
In stately elm and stout-lim’d oak we trace
Th’ enduring glories of New-England’s race.
Can ancient bliss from such a scene depart,
Or dull decadence pain the pensive heart?
Can with’ring change ancestral shades o’er-ride,
And aliens live where study Saxons died?
May fav’ring fate a kindly respite lend,
And keep the vale untainted to the end!
Look to the north where Grand Monadnock’s height
Enchains the fancy, and rewards the sight;
Such rock-ribb’d hills our own New-England gave
To mould her sons as rugged and as brave.
Ancient Monadnock! Silent pine-girt hill,
Whose majesty could move a Whittier’s quill;
Whose distant brow the humbler pen excites;
Whose purpled slope the raptur’d gaze invites;
Stand thou! Great Sentinel, though nations fall –
In thee New-England triumphs over all!



Una reciente traducción al castellano de este poema, a cargo de Francisco Arellano, se incluyó en el volumen El cáncer de la superstición. Miscelánea II, publicado en 2018 por la Biblioteca del Laberinto, que contiene una serie de textos de Lovecraft inéditos en castellano, segundo volumen del libro La vida privada de H.P. Lovecraft que comenté en esta entrada, y que reseñaré en los próximos días.


miércoles, 19 de septiembre de 2018

LITERATURA FANTÁSTICA: UN ACERCAMIENTO DESDE TOLKIEN Y LOVECRAFT





El autor, Jacob Buganza.


En el número 26 de la revista académica mexicana Sincronía, una publicación electrónica de filosofía, letras y humanidades de la Universidad de Guadalajara fundada en 1996 (aquí su página web oficial), correspondiente a la primavera de 2003, apareció un interesante artículo titulado Literatura fantástica: un acercamiento desde Tolkien y Lovecraft, firmado por el profesor Jacob Buganza Torio (n. 1982), licenciado en Filosofía y Doctor en Estudios Humanísticos. Se trata de un breve texto en el que su autor analiza la obra y sobre todo, los motivos literarios de dos de los más grandes escritores del siglo XX, uno en el género de la fantasía (el británico J.R.R. Tolkien) y otro en el del terror (Lovecraft). Buganza llega a afirmar, entre otras cuestiones, que:
Esto nos une con otro gran escritor (a juicio mío, el mejor literato de cuentos cortos de fantasía y terror cósmico del siglo XX) parcialmente influenciado en sus orígenes por Lord Dunsany. Nos referimos al norteamericano Howard Phillips Lovecraft. 
Para él "los cuentos sobre hechos extraordinarios tienen una problemática que debe ser superada para lograr su credibilidad y esto sólo se puede conseguir tratando el tema con cuidado realismo" (el subrayado es mío). En efecto, Lovecraft está tratando la misma categoría que Tolkien cuando dice que debe ser lo más verosímil posible, buscando no violar las reglas del mundo imaginado. "Desde el punto de vista simbólico todo es rigurosamente cierto". A ese mundo imaginario creado por el escritor Lovecraft también lo llama creación en el sentido tolkieniano. 
Otra cosa que aporta Lovecraft a la comprensión de la literatura fantástica es que aquello que se salga de lo cotidiano debe ser realmente fuera de lo normal, tratando de que las causas sean lógicas, buscando siempre la verdad sintáctica (al igual que Tolkien), ya que si no se cumplen las reglas del cuento pierde todo el sabor que pueda brindarle al lector (e incluso al escritor). 
Para muestra basta un botón de la cautivante forma de narrar de Lovecraft, la cual, al igual que Tolkien, hacen lo más verosímil que se pueda a la historia:

  
Después de veintidós años de pesadilla y terror, mantenido solo por la desesperada convicción de que ciertas impresiones que recibí proceden de mi imaginación, sigo siendo reacio a garantizar la existencia de eso que creí descubrir en Australia occidental, en la noche del 17 al 18 de julio, en 1935. Hay razones para esperar que mi experiencia fuera, total o parcialmente, una alucinación; alucinación que, de hecho, puede achacarse a no pocas causas. Y, sin embargo, su realismo fue tan espantozo que, a veces, encuentro tal esperanza imposible. 

El estilo de ambos autores es muy diverso. Mientras Tolkien tiende más a escribir poéticamente, con versos medidos y utilizando elementos de la literatura europea antigua y medieval, converge plenamente con Lovecraft en los puntos esenciales que se deben tener para realizar un escrito de dicha naturaleza (en especial el realismo que ambos autores exigen para los escritos fantásticos). Lovecraft es más oscuro, más terrorífico, más cautivante que Tolkien; pero ambos tienen lo suyo, son grandes escritores del siglo XX. 
Podéis leer el texto completo en este enlace.

martes, 18 de septiembre de 2018

EL FESTIVAL DE INNSMOUTH







En septiembre de 1973, en el número 56 de la mítica revista estadounidense de historietas Creepy, que se publicó entre 1964 y 1983, y que también se editó en España con el mismo nombre entre 1979 y 1985, y entre 1990 y 1992, apareció un breve cómic titulado Innsmouth Festival, con guion de John Jacobson y dibujos del ilustrador español Adolfo Usero (n. 1941), uno de los más destacados de nuestro país y que también colaboró con la mítica publicación estadounidense, bajo el seudónimo de Adolfo Abellán. Esta historieta, que narra un cuento de terror inspirado en la obra de Lovecraft en el que asistimos a un enfrentamiento entre dos importantes dioses del panteón lovecraftiano, Cthulhu y Hastur en el que podría ser un relato típico de August Derleth con la lucha entre dos divinidades de los Mitos de Cthulhu, también se publicó en castellano en la revista Rufus, una publicación de cómics para adultos, como se denominaba en su época, que se editó en Barcelona entre 1973 y 1978 bajo el subtítulo de Relatos gráficos de terror y suspense, en su número 4 de septiembre de 1973, bajo el título de El festival de Innsmouth, con algún ligero retoque de censura por erotismo. 


lunes, 17 de septiembre de 2018

LOVECRAFT Y LO OCULTO




La autora, Mary SanGiovanni.
En abril de 2018, en la revista digital estadounidense Apex Magazine (aquí su página web), una publicación sobre ciencia ficción, terror y fantasía que empezó a publicarse en junio de 2009, en su número 107, apareció un interesante artículo titulado Lovecraft and the Occult (Lovecraft y lo oculto), firmado por la escritora Mary SanGiovanni. Se trata de un texto de 8 páginas que trata un tema ya abordado por otros críticos y autores: la relación entre el ocultismo y la obra de Lovecraft. Basándose en los conocimientos que el escritor de Providence poseía sobre las ciencias ocultas y que plasmó en muchas citas sobre autores, libros y rituales que aparecen en sus relatos, y en las incontables cartas que escribió a lo largo de su vida, SanGiovanni analiza dichos conocimientos y trata de establecer cuáles de esas influencias esotéricas son propias creaciones del autor de La sombra sobre Innsmouth, y cuáles son auténticas y reflejo de sus lecturas. 
Podéis leer el texto completo en inglés en este enlace.

sábado, 15 de septiembre de 2018

SIGUE A LA VENTA "DICEN QUE CANTARON CANCIONES"








Como os anunciaba en esta entrada, hace ahora un año y cuatro meses se cumplió uno de mis sueños más anhelados: la publicación de una de mis novelas, Dicen que cantaron canciones, gracias a mi participación en un concurso a nivel nacional organizado por la Editorial Alféizar (aquí su página web oficial). Esta novela de fantasía épica de 208 páginas, que bebe de obras clásicas del género como El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien o Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin, nos introduce en el reino de Ulimán, situado en un mundo imaginario denonimado las Tierras Libres, que vive azotado por una terrible guerra civil entre varios pretendientes que se disputan la corona, mientras varios personajes cruzan sus destinos. La sinopsis oficial reza así:
En Ulis, la capital de Ulimán, un espadachín de siniestra fama y oscuro pasado, Soronas el Silencioso, es contratado por un oficial de la Guardia Real de Peldas II, monarca de Ulimán, para llevar a cabo un cometido en principio sencillo. 
Un caballero que añora tiempos mejores llamado Artas Gando, harto de la guerra, se detiene a descansar en una taberna en mitad de ninguna parte donde todo se complicará por culpa de un saco lleno de varias calaveras. 
El verdugo de varios reyes, Filas Torkkin, es convocado para ejercer su sanguinario oficio, sin saber que en esta ocasión la víctima es quien menos esperaba. 
En una humilde aldea de pescadores de Asmanar, el pequeño Antos se reúne con su padre durante un tranquilo día de pesca que pronto se convierte en una pesadilla con la llegada de los terribles piratas de las islas de Rocasal conducidos por un poderoso hechicero. 
Todos estos personajes se ven envueltos en una sangrienta guerra civil en la que tres contendientes se disputan la corona de Ulimán, mientras otros sucesos terribles en diferentes partes del mundo lo sumen en una oscuridad de la que es difícil escapar.
El motivo de esta entrada, como una señalada excepción en este blog dedicado a la vida y la obra de Lovecraft, no es otro que recordaros a vosotros, lectores que hacéis posible que esto siga adelante, que mi libro, publicado en mayo de 2017 y presentado en mi localidad natal, Esparragosa de la Serena, el 15 de agosto de ese mismo año, gracias a la colaboración de la Asociación Cultural Asbaraguzza de la que tengo el honor y el orgullo de formar parte, como escribí en esta entrada, y podéis ver en las imágenes que ilustran esta entrada, sigue a la venta tanto en la web de la editorial, al precio de 16 euros, como en  Amazon. 





Solo me cabe deciros que si os gustaron las aventuras de Frodo Bolsón y su inseparable amigo Samsagaz Gamyi llevando el Anillo Único hacia el fuego del Monte del Destino, si os gustaron las intrigas palaciegas, los asesinatos y las batallas de las tierras de Poniente y de la corte de Desembarco del Rey, si os gustan las narraciones fantásticas en las que unos personajes deben afrontar un destino complicado, sin perder el rumbo de su vida, en mitad de unas circunstancias terribles, en las que hay personas ambiguas, en la que nada es blanco o negro, si os gustan los cuentos donde se cruzan las espadas y la magia, guerras e intrigas, reyes tiranos y príncipes sin trono, entonces vuestra novela es Dicen que cantaron canciones.
No dejéis de leerla, porque os aseguro que no os defraudará.